La Agencia de Protección de Datos ha impuesto, tras una denuncia de FACUA, una multa de 40.000 euros a Movistar por tratar ilegalmente los datos de un usuario al que dio de alta sin su consentimiento mediante una contratación telefónica fantasma cuya supuesta existencia nunca acreditó.

En un comunicado Facua-Consumidores en Acción ha informado de que tras reconocerle que se había producido un alta fraudulenta y anular las facturas, Movistar exigió al afectado más de 200 euros por darlo de baja con el argumento de que el falso contrato tenía un «compromiso de permanencia».

Al negarse a pagar, una empresa de gestión de cobros amenazó con llevarlo a los tribunales y causar «un grave perjuicio para su nombre, bienes y derechos futuros».

Tras un año y medio desde la interposición de la denuncia de FACUA y una queja ante el Defensor del Pueblo por la lentitud de la Agencia Española de Protección de Datos en dar respuesta, el organismo ha resuelto sancionar a Movistar por una infracción grave grave de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal.

Agencia EFE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *